Incontiencia, vaginismo, dispareunia, coccigodinia… No lo escondas, tiene solución

La incontinencia urinariaUrinary incontinence es un problema frecuente en la mujer, afectando a un 25% a 45% del total de la población femenina en el mundo (International Consultation on Incontinence, 2013).

Durante el propio embarazo y principalmente, una vez que la mamá ha dado a luz, es frecuente la aparición de secuelas/disfunciones que afectan al periné de la mujer y que complican su día a día. Entre el 28% y el 54% de las mujeres presentará síntomas de urgencia fecal, flatulencia o incontinencia fecal, entre los 3 meses y 3 años después de la afectación del esfínter anal durante el parto (Walker, C., 2006).

La patología del suelo pélvico, femaile-pelvic-floor-getty-imagese suele desencadenar como consecuencia de la hiperpresión que soporta el periné durante toda la gestación, y, en especial, durante la expulsión del feto. En algunos casos, pueden llegar a generarse desgarros del tejido perineal. También pueden generar disfunciones pelvi-perineales, pequeñas intervenciones en esta región durante el propio momento del parto, como las episiotomías. Las manifestaciones clínicas de estas situaciones disfuncionales, aparecerán como consecuencia de la afectación del tejido miofascial, articular y especialmente el nervioso (principalmente el nervio pudendo), traduciéndose en:
-cuadros de incontinencias urinarias, de gases o incluso fecales, como ya se ha indicado
-prolapsos vesicales, recto, vagina, útero
-estreñimiento crónico, hemorroides, fístulas
-dolor lumbo-pélvico, perineal y, en algunos casos, durante las relaciones sexuales: disapareuniaDyspareunia
-coccigodinias: dolor en la zona del cóccix, sobre todo al sentarse en superficies duras
-cicatrices dolorosas

Los síndromes dolorosos crónicos pélvico-genitales (dispareunias, vaginismos, coccigodinias, etc), aunque a priori, algo menos frecuentes que las incontinencias, generan importantes alteraciones en la calidad de vida de la mujer.

El tratamiento de primera elección, en la mayor parte de las patologías del suelo pélvico mencionadas, es conservador (Cochrane Database of Systematic Reviews, 2016). La literatura científica muestra como, los métodos y procedimientos encuadrados dentro de la Fisioterapia pelvi-perineal, son claramente los más eficaces tanto en la prevención, como en el abordaje terapéutico. Así mismo, informa de su obligada recomendación, en aquellas situaciones que hayan precisado de cirugía.
Aunque el embarazo y parto son la principal fuente de patologías del perine femenino, existen otras situaciones de riesgo que pueden predisponer a la mujer a padecer dichas patologías. La postmenopausia, obesidad, la práctica de deportes hiperpresivos, episodios habituales de tos por patología respiratoria o consumo de tabaco, movilización frecuente de cargas/pesos, situaciones de inactividad física o sendentarismo, someterse a cirugías ginecológicas (histerectomías, miomas, tumores), del raquis (hernias, inestabilidades) o abdominales (cesáreas), son algunas de ellas.
En el abordaje preventivo y terapéutico de estos cuadros, se emplea un amplio abanico de métodos y técnicas:
-técnicas comportamentales: relajación y respiración, visualización, etc
-técnicas manuales externas e internas: terapia miofascial, técnicas de inhibición, masaje cicatricial, reeducación propioceptiva y activación muscular, control de esfínteres
-métodos instrumPelvic floor electrostimulationentales: enfocados a la normalización del tono de la musculatura perineal, mediante aparatos de diatermia, electroestimulación, biofeedback, manometría, dispositivos intravaginales como sondas, bolas chinas, dilatadores, etc
-ejercicio terapéutico dirigido: el objetivo de este trabajo será restaurar/mejorar el control neuromMotherly exerciseuscular del segmento lumbo-pélvico-abdómino-perineal, la calidad de la contracción voluntaria e involuntaria de la musculatura del suelo pélvico, la estática visceral, y las propiedades viscoelásticas de los tejidos perineales, de cara a prevenir, tratar y/o mejorar las disfunciones uroginecoloproctológicas

La preparación y asesoramiento de la mujer para el embarazo, parto y post-parto, de lo que se ocupa la Fisioterapia Obstétrica, será fundamentalmental en la prevención de los problemas del suelo pélvico femenino, y para que esta etapa sea una extraordinaria y única experiencia física y emocional para la mamá. Cada mujer es diferente, y por lo tanto, la preparación ha de ser individual, y adaptada a la expectativas y necesidades personales.

Desde S&C y su nueva Unidad de Fisioterapia Obstétrica y Pelvi-Perineal, te ofrecemos asesoramiento personalizado, preparación al embarazo/parto, recuperación integral post-parto, y prevención/tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico.

 

No hay problemas, sólo situaciones que demandan una solución adecuada.

Fuente: Artículo de revisión de S&C Clínica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies